La Esclavitud

Esclavitud-Carlos-Guevara-Mann

La Esclavitud es un fenómeno de la sociedad el cual consiste en hacer trabajar a una persona a voluntad, bajo las condiciones más precarias posibles y sin más paga que la comida y el cobijo, en muchos casos solo el alimento necesario para subsistir, las personas que sufren esclavitud, conocidos como esclavos, tienen diferentes orígenes y procedencias a lo largo de la historia de acuerdo a diferentes coyunturas, ya sean étnicas, raciales, políticas o de guerra; pero su principal origen es motivado por la pobreza.

La Esclavitud fue uno de los principales mecanismos de función del Feudalismo, convirtiéndose en una corriente económica cuya principal característica fue la creación de un sistema de compra y venta de esclavos entre las personas con poder para que trabajaran sin pago ni ningún tipo de recompensa, garantizando así la calidad de vida y el nivel de ingresos de los poderosos hombres libres de la época.

La esclavitud fue abolida de la mayoría de los países hace ya varios siglos, a modo de ejemplo en nuestra región tenemos el caso de la ‘Ley de Libertad de Vientres’ implantada en Chile en 1811 fue el primer paso para abolir la esclavitud en la región, convirtiéndose así en el primer país iberoamericano en legislar sobre ello, esto animó a que el resto de países vecinos implantaran leyes similares y lograr la eliminación de esta práctica.

Manuel Salas, uno de los fundadores de la República de Chile, fue el encargado de redactar este mandato pionero en el país. El presidente chileno, José Miguel Carrera, se encargó de que ésta ley fuese aprobada por el Congreso de la Nación el 15 de octubre de 1811, hace, al momento de escribir este artículo, 207 años. Pero, no sería hasta el 23 de junio de 1823 cuando se abolió definitivamente la esclavitud en el territorio chileno.

La Ley de Libertad de Vientres supuso la liberación de todos los hijos de esclavos que nacieran desde 1811 en adelante. Además, cualquier persona en régimen de esclavitud podía quedar libre si permanecía más de seis meses en el territorio.

Entre los  precursores que lucharon en contra de esta abominación tenemos a:

Abraham Lincoln, quien “se oponía a la esclavitud y en 1837 fue uno de los dos miembros de la cámara baja de su Estado que firmó una protesta contra ella”, para terminar aboliéndola tras la Guerra Civil Estadounidense.

William Wilberforce, en el parlamentario británico que “consigue que se prohíba la introducción de esclavos en las colonias inglesas y el tráfico transatlántico de esclavos. Punto de partida para la abolición de la esclavitud en muchos países”.

Julio Vizcarrondo y Antonio Carrasco, presidente y vicepresidente de la “Sociedad Abolicionista Española”, quienes “consiguen abolir la esclavitud en las colonias españolas de Puerto Rico y Cuba, dejando de ser así España el único país europeo que mantenía la esclavitud”.

El pastor evangélico Martin Luther King, quien “consigue el reconocimiento de los derechos de los negros en EE.UU. a través de su lucha pacífica por la libertad”.

Nelson Mandela, El líder sudafricano que se empeñó en luchar contra el apartheid, “primero a través de medios pacíficos, pero después convirtiéndose en líder del brazo armado del Congreso Nacional Africano”.

Simón Bolívar, con el decreto de “El Libertador”, constituyó el primer intento de abolir la esclavitud en Venezuela. Más tarde el presidente de ese país, José Gregorio Monagas, lo aprobó.

Con este decreto del 2 de junio de 1816, Simón Bolívar ordenó la libertad absoluta a todos los esclavos que se alistaron en las filas del Ejército Patriota (EP), conjunto de milicias que luchó en las guerras de independencia de Bolivia, Colombia, Ecuador, Perú y Venezuela contra el imperio español. Esta medida significó el reconocimiento de la participación de los negros, pardos e indios en el EP. La acción cambió el escenario de la guerra de independencia a su favor.

La parte sustantiva del decreto decía que  “…la justicia, la política, y la Patria reclaman imperiosamente los derechos imprescindibles de la naturaleza, he venido en decretar, como decreto, la libertad absoluta de los esclavos que han gemido bajo el yugo español en los tres siglos pasados…”.

Nuestro Juan Pablo Duarte, padre fundador de la República Dominicana, fue un ferviente pensador ideológico en contra de la esclavitud según señala la señora Rosa Duarte, hermana del patricio, principal ideólogo del movimiento independentista, que en una de las reuniones en la que se discutían detalles de ese proyecto, cruzó por el lugar un pariente cercano del dirigente independentista y al notar la ausencia de negros y mulatos en la misma, les expresó que mientras no integraran a sus propósitos a éstos,  las ideas  independentistas no avanzarían.

Todo indica que Duarte escuchó el consejo, pues a partir de ese momento varias personalidades de color fueron sumadas al movimiento trinitario.  Entre otros, Francisco del Rosario Sánchez, Matías Ramón Mella y los hermanos José Joaquín Puello y Gabino Puello, todos de gran arrastre entre las masas populares.

Es decir, Duarte añadió a su estrategia, la necesaria integración racial en su movimiento, como fórmula esencial que permitiera reunir las fuerzas sociales indispensables para llevar a la realidad su propósito. Tales ideas están expresadas en unos versos que escribió, que dicen así:

Los blancos, morenos, cobrizos cruzados, marchando serenos, unidos, y osados la patria salvemos, de viles tiranos y al mundo mostremos que somos hermanos. (Rosa Duarte. Apuntes de Rosa Duarte. Instituto Duartiano.)

La esclavitud es un tema interesante y de constante debate, nosotros como activos políticos del presente no sólo debemos ver la historia y analizarla, sino más bien, observar nuestro presente y mejorarlo. Al iniciar este escrito, pensamos en darle un material histórico pero nos dimos cuenta que no es suficiente con ver el pasado, tampoco es suficiente verlo desde una sola perspectiva o enfoque, porque la esclavitud es algo que, filosóficamente, tiene mucho filo intelectual por donde atacarla, pensarla y repensarla, la idea de estos escritos, en esencia, es hacer síntesis breve de algunos temas de interés, que entendemos deben ir a reflexión y debate permanente, con tanto contenido se me ha hecho imposible lograr concentrar en un sólo artículo este tema, porque de él se desprende el tráfico de personas, el racismo y el tema de los trabajos mal remunerados o subempleos, de estos temas hablaremos en próximos escritos, no dejen de seguirnos en Queremos.do.

Comparte...Tweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInShare on Facebook